Rayo Bioenergía: Transformando desechos en productos y energía.

Updated: Jun 23, 2020



Por lo general, adoptar nuevos modelos de negocio genera incertidumbre en las empresas, y frente a la pandemia se ha puesto a prueba la idea de que las crisis son oportunidad; para Rayo Bioenergía, esta ha sido la realidad.


Sergio Salvador López, es el director general de Rayo Bioenergía, una empresa que se dedicada a desarrollar modelos de negocio para la revalorización y aprovechamiento de residuos. Tuvimos la oportunidad de entrevistarlo dentro del marco del programa Agro Jalisco. La empresa, no solamente funciona adaptando ideas probadas, sino también explorando nuevas alternativas en búsqueda de seguir presentando soluciones innovadoras.

Sergio es mercadólogo de formación, ajeno al sector agro, quien llegó al mismo por el desarrollo junto con sus amigos de un proyecto de generación de biodiesel a partir del aceite de cocina. Por dos años estuvieron aprendiendo de biocombustibles para impulsar el proyecto pero como muchos emprendimientos, este no prosperó debido a falta de materia prima por conflictos en la industria alimenticia y todos las afecciones de la misma en los balances energéticos del combustible. Buscando una salida para el negocio, Sergio conoció a su actual socio, con quien comenzó a explorar temas de bioenergía creada a partir de biomasa.


Hoy en día, cualquier biomasa puede generar energía y un sin fin de bioproductos, utilizando materias primas que se extraen de los residuos agrícolas en lugar del petróleo; así nació Rayo Bioenergía en Guadalajara, en un proceso de incubación del MIT Enterprise Forum en colaboración con el Gobierno de Jalisco. La empresa ha evolucionado a pasos agigantados por el interés que existe en el mercado. A finales de 2020, esperan poder completar la primera etapa de una planta modular para extraer polifenol de la merma del mango, ofreciéndolo como un activo innovador en complemento a otros que son utilizados de manera constante como el resveratrol de la uva, en suplementos alimenticios, la industria farmacéutica y la cosmética. Convirtiendo el proyecto de aprovechamiento energético de biomasa en uno de revalorización de residuos agrícolas para la generación de subproductos de mayor valor.